Retroceder nunca, rendirse jamás

Retroceder nunca, rendirse jamás (No retreat, no surrender) es una película de artes marciales rodada en  1986. La dirije Corey Yuen (Uno de los Lucky Seven juanto a Jackie Chan y Sammo Hung). La película también se llama Karate Tiger. Debido al éxito (5 millones de dólares de recaudación solo en EEUU) se rodaron dos secuelas que no tienen nada que ver con la primera.

La historia: Un joven artista marcial y fan de Bruce Lee, Jason Stillwell (Kurt McKinney) y su familia llegan a Seattle (ciudad donde Bruce Lee está enterrado). El padre huye de sus propios miedos debido a un incidente en su dojo de Karate donde fue vencido por un terrible luchador ruso.

Nada mas llegar recibe el acoso de los matones de la ciudad. Jason se enfrenta a ellos, pero acaba vapuleado varias veces. Desesperado ruega al espíritu de Bruce Lee que le ayude a poner en orden su vida. Cuando ya no le pueden ir peor las cosas recibe una inesperada visita: el fantasma de Bruce Lee que aparece repetidas veces como espíritu instructor para indicarle la senda correcta. A continuación las imágenes del entrenamiento a que se somete para lograr sus objetivos.

De él recibirá sus valiosos conocimientos y habilidades, que serán las que use para arreglar su vida y más concretamente para derrotar a Iván (Interpretado por un joven Jean Claude Van Damme en su primer papel importante), un despiadado e invencible luchador ruso que lesionó a su padre y que lo humilló al principio de la película.

Sin duda una de las mejores películas de artes marciales de los ochenta desde mi punto de vista. La recuedo con especial cariño debido a que fue una de las primeras de este género que me gusta tanto. Se aprovecha del tirón de Karate Kid, pero sus peleas son bastante mejores.

3 thoughts on “Retroceder nunca, rendirse jamás

  1. PeQueñita

    ¡Qué bien que hayas vuelto!
    Aunque no puedo comentar nada de estas dos peliculas que has puesto, que no las vhe visto nunca ni me sonaban. Pero vamos, que me alegro que parezca que vuelves a tener ánimos para dedicarte al blog

    Besos

  2. halcon

    En verdad me hubiese gustado ver esta pelicula en la pantalla grande (en el cine), es emosionante de principio hasta el final, no dejo de verla cada que que lo pasan en la tv.

    Es la mejor de todas las sagas de “ Retroceder nunca, rendirse jamás” (aunque creo que la 6 sale Van Dame como un americano que pelea con Ton po tambien es buena), pero sin lugar a duda esta pelicula abrio el interes por todas las demas, que serian de baja produccion oriental, pero siempre con mucha accion.

  3. Pachzo

    La película es emocionante y cualquier adolescente acosado puede identificarse con ella. Las escenas de pelea están bien coreografiadas, pero en comparación con El Chico Karateka, debo reconocer que la emoción de un torneo de karate convencional se recrea mejor con la segunda, que ya es un clásico de culto. La trama, la fotografía, la música,la filosofía y la emoción que se vive con El Chico Karateka, la hacen perdurar sobre películas con mejores coreografías de pelea. Es interesante ver a Van Damme, hacer todo un despliegue de los elementos que le dieron fama cuando causó sensación en Retroceder Nunca, Rendirse Jamás.También es un agradable descubrimiento ver a “Suggarfoot” Cunningham, lucirse contra el protagonista en el dojo de la novia de Jason.¡Peliculaza del género, un clásico dentro del subgénero y por derecho propio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *