GusiLuz, los guardianes de nuestras primeras noches

¿Quién de vosotros no ha dormido con un GusiLuz? Seguramente si nacisteis a finales de los setenta o principios de los ochenta habréis tenido un Gusi que os hizo compañia en nuestras largas noches de infancia…yo tuve la suerte de poder dormir con uno cuando era pequeño. Para mi representan el mayor icono de mis primeros años de vida, ya que sin lugar a dudas me acompañaron en mis primeras noches llenas de oscuridad alumbrando con su lucecita mis sueños.

Ahora hablemos de los detalles técnicos; Los GusiLuz son una especie de peluches de tacto muy suave con una gran cabeza redonda y hueca. Solían ser de tonalidades claras de azul, verde,…poseía dos caras una despierta siempre sonriendo y otra dormida con una sonrisa que emanaba tranquilidad. Llevaban un sombrero de dormir como el que luego veríamos en Espinete con un pompón suave en el extremo del sombrero. Cuando los abrazabamos rodeados de oscuridad su redonda cabeza brillaba y gracias a esa luz lograbamos conciliar el sueño.

Es uno de los mejores “juguetes” que se hicieron para niños de corta edad, aunque de pequeños lo considerábamos un amigo mas que un juguete…Todos los niños deberían de poseer un GusiLuz en sus primeros años para que vigilara su descanso. Y creo que mas de uno de vosotros estará de acuerdo conmigo.

Perdonad que me ponga nostálgico pero para mí un GusiLuz representa la inocencia que hemos perdido al crecer, los sueños que teníamos de pequeños y que no recordaremos jamás y que yo siempre me imaginé que estarían llenos de nubes esponjosas de colores y luces brillantes. Antes de despedirme solo decir que si podéis compradle un GusiLuz a vuestros futuros hijos, os lo agradecerá cuando crezca.

55 thoughts on “GusiLuz, los guardianes de nuestras primeras noches

  1. Pingback: Te presentamos a Tegon, un perrito coreano que además de ser clónico… ¡brilla en la oscuridad! [Veredicto: ya no se perderá de noche] | x367

  2. Pingback: Tegon, un perrito coreano que además de ser clónico… ¡brilla en la oscuridad! « La vida de Tosco

  3. MagO

    Cuando yo iba a la primaria (estoy en secundaria) las vendian y las venden :) llegue a tener como 6 x’D

  4. Pingback: Gusiluz, un clásico que no pasa de moda | Una mamá novata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *